Con la más que posible consolidación del descenso a la vista, la UD Las Palmas empieza a moldear la lista de jugadores disponibles que que quiere tener la próxima campaña, pasando esta por la idea de mantener en plantilla a tres futbolistas que considera importante para el futuro de la entidad.

En concreto, y según suscribe diario AS, tales serían los casos de David García, Momo y Javi Castellano, quienes entrarían dentro de los planes del club para el proyecto que tome lugar en Segunda División. Veteranía, con largo pasado en el club y la experiencia necesario para tratar de consumar el retorno a la categoría de oro. Además de esto, la idea del conjunto canario pasa por contar con los futbolistas que mantienen cedidos en otros equipos, como son los casos de Remy, Araujo, Mateo García y Borja Herrera, así como a la espera de lo que suceda con Marko Livaja.