El Girona aún podría sufrir importantes bajas en lo que resta de mercado estival. Aunque no quiere debilitar su plantilla, la directiva teme que el interés que generan varios de sus futbolistas se transforme en ofertas irrechazables que terminen provocando su inevitable marcha.

Según cuenta el diario As, los cuatro jugadores que ahora mismo se encuentran en el alambre son el lateral zurdo Johan Mojica, el central Juanpe y los atacantes Christian Stuani y Portu. Especialmente delicada es la situación de este último, ya que sus brillantes actuaciones en la pretemporada están despertando la curiosidad de multitud de escuadras.