Libre de cualquier tipo de compromiso desde que expiró su contrato con el Arsenal, el técnico galo Arsene Wenger ha confesado a su círculo más íntimo que está ansioso por volver a dirigir a un equipo profesional.

Según cuenta el diario The Times, el alsaciano maneja a día de hoy cuatro propuestas. Aunque no ofrece muchos detalles, el rotativo sí puntualiza que una de ellas es la que le permitiría convertirse en director deportivo del París Saint-Germain y que otra procede de un combinado nacional. Las otras dos tendrían como remitentes a dos grandes clubes de Europa de los que se desconoce la identidad.