Tras haberse hecho con los servicios de Bakayoko el pasado verano en calidad de cedido, el AC Milan no ha dudado en moverse con vistas a intentar volver a pescar en el Chelsea. En este caso el objetivo es el zaguero danés Andreas Christensen (22), futbolista que el pasado curso fue pieza importante para Antonio Conte pero ha perdido su estatus con la llegada de Maurizio Sarri al banquillo.

De este modo, desde el cuadro rossonero se han movido con vistas a tantear la llegada del central para el próximo mercado invernal. Parece, sin embargo, que el AC Milan pinchará en hueco en esta ocasión. Según apunta La Gazzetta dello Sport el Chelsea no valora la salida del jugador y si se despide de alguno de sus centrales será el inglés Cahill.