En un acto celebrado hoy en la ciudad condal, Lionel Messi ha recibido la Bota de Oro este mediodía. Un acto en el que se esperaba que pudiera hablar de su futuro o su renovación, algo que no ha sucedido, ya que había un pacto tácito al respecto. Sí se ha referido la Pulga a otros asuntos como su suplencia en Turín.

«No es normal que empiece en el banquillo es normal que sorprendiera a la gente. Pero cada año es más dura la temporada», afirmó el goleador. También habló de su evolución: «Siempre dije que no me considero un delantero. He crecido tanto fuera del campo como dentro. Siempre he ido mejorando y añadiendo cosas a mi juego. Ahora disfruto más como jugador».

Por último se ha referido al partido del domingo ante el Valencia: «Estamos en el comienzo de Liga. Tienen un gran técnico que les hace jugar bien y saben muy bien a lo que juegan. Llegan bien a los partidos y va a ser un rival complicado. Vamos con muchas ganas al partido y nosotros también llegamos bien».