El equipo de Mendilibar se prepara también para afrontar la cuesta de enero, y para ello están dispuestos a soltar el exceso de peso que tiene en la plantilla para tener una mayor capacidad de movimiento en el caso de querer incorporar refuerzos que le ayuden a afrontar el resto de temporada.

Según Marca, los señalados para abandonar el cuadro armero serían Alejandro Gálvez y Bebé. Ambos jugadores han contado con una escasa participación, habiendo disputado 514 y 441 minutos respectivamente, por lo que no tendrían un rol de relevancia en la plantilla. El Eibar estaría dispuestos a darles una salida que podría llegar en el próximo mercado invernal.