Han Kwang-Song es a sus 19 años la gran promesa futbolística de la hermética Corea del Norte, y una de las grandes perlas de la Serie B. Autor de 7 goles en 19 encuentros con el modesto Perugia, este jugador que pertenece al Cagliari está controlado por la Juventus de Turín, que lleva varias semanas tanteando su incorporación.

Pero, como explican medios italianos como la RAI o La Stampa, el cuadro bianconero tiene dudas con su llegada. Principalmente porque parte del salario del jugador va a su país, al igual que el de los 150.000 norcoreanos que se calcula trabajan en el extranjero. Además desde este país vetaron una entrevista suya hace semanas en la RAI. Y todo ello en un país como Italia, sin relaciones diplomáticas con Corea del Norte, hace que haya dudas razonables.