Con 33 años recién cumplidos, sigue siendo Ezequiel Garay uno de los pilares defensivos del Valencia, para el que suma 16 partidos esta temporada. Pero acaba contrato en junio, de manera que su continuidad está en el aire al no haber recibido oferta de renovación.

Explica El Desmarque que el central de 33 años sigue a la espera de acontecimientos, toda vez que en el cuadro che dudan. No tanto por su rendimiento contrastado sino porque fue uno de los más críticos con el cese de Marcelino en septiembre.