El entrenador del PSV Eindhoven, Mark Van Bommel, ha comparecido ante los medios después de la abultada derrota de su equipo (4-0) en su visita al FC Barcelona. El entrenador holandés no se va del todo disgustado por el partido y cree que el resultado es engañoso.

«Leo Messi es el mejor del mundo, aunque no gane el Balón de Oro todos los años, pero también pienso que el 4-0 es demasiado abultado. Es un detalle muy importante y esa es la diferencia entre que sea gol o no. No creo que fuera falta a Dembélé, pero antes deberíamos haberlo parado. Son detalles. No daba por hecha una derrota. Aquí se puede perder, pero estamos en camino de crecer. Todavía no somos un equipo que puede llevar el ritmo en un partido en este estadio, pero vamos por buen camino sabiendo que hay muchos detalles que determinan un resultado», afirmó el preparador.