Aspirante al título reconocido y aspirante a ser la sorpresa y, por qué no, a alcanzar también esa final que le ha levantar la copa al cielo. Las selecciones de Argentina y Bélgica han presentado sus nuevas indumentarias Adidas que vestirán en sus partidos con el rol de visitante en el próximo Mundial de Rusia.

En el caso de la albiceleste, cambia al azul oscuro por un negro que oscurece su anterior presencia, mientras que los red devils usarán el color amarillo, presente en su bandera, como baluarte en su segunda camiseta.