La UD Las Palmas habría rechazado la tentadora oferta del Levante fijada en 1`5 M€ por el jugador que pagaría a final de campaña más otro millón por la cesión hasta ese momento, tal y como informa La Provincia. Según el medio, el equipo canario no estaría dispuesto a reforzar a precio de saldo a un rival directo por la permanencia a pesar de que no cuente con el delantero francés.

El club respondería así con un aumento de las exigencias económicas para vestir de granota a Loic Rémy. El jugador, a la espera de resolver su futuro, continúa apartado de la plantilla en una salida que se ha vestido de culebrón en la isla tras el acontecido, antes de cerrar el año, con el cierre del puesto de técnico que acabó ocupando finalmente Paco Jémez.