La UD Las Palmas tiene que ir vislumbrando cuál será el futuro de los miembros de su plantilla, para lo cual debe conocer también el deseo de los propios futbolistas, quienes deben mostrar su interés en seguir defendiendo los colores amarillos o si emplazan al club a una salida. Este último caso es el de Tana, cuya temporada ha estado lejos de lo esperado y, desencantado, ha comunicado su deseo de ser traspasado. Según Canarias7, esta vía no es fácil de llevar a cabo ya que no hay propuestas de interés en él tras su gris campaña, lo que lleva a complicar la situación de un futbolista cuyo contrato expira en vernao de 2019.

Por otro lado, uno de los jugadores que si ha demostrado su implicación con el conjunto canario es Gabriel Peñalba. Según La Provincia, a pesar de tener una cláusula liberatoria por la cual no tendría que remar junto al equipo en Segunda División, este parece decidido a hacerlo, motivo por el cual habría comunicado su deseo de cumplir su contrato, significando esto también la reducción a la mitad de su salario.