«Ojalá las cosas vayan bien en la renovación. Es lo único que os puedo decir». Con esta tan sincera como escueta respuesta ha despejado Mauricio Pellegrino las preguntas relativas a su continuidad en el Leganés. El preparador, de 47 años, no ha querido mojarse demasiado, pero ha dejado claro que confía en alcanzar el acuerdo que permita su continuidad en el club más allá del 30 de junio.

Durante la misma rueda de prensa, concedida con motivo del choque que mañana mismo mide a los suyos con el Villarreal, el técnico ha hecho también balance de lo ocurrido a lo largo de la temporada. «Estamos en la parte más complicada de la temporada. Si hacemos un balance hasta hoy y obviamos los últimos partidos, ésa es la parte definitoria. El torneo, sobre todo de torneos europeos hacia abajo, está muy lindo. Imagínense si fuera igual en la parte de arriba. Ésa es mi mirada. El balance del equipo es que hemos ido de menos a más. El equipo se ha encontrado con más solidez, con más calma, con mejores resultados. Seguimos creciendo. Queremos usar estos últimos partidos para empujar nuestros límites. Lo de mañana es una buena prueba», explicó.