El Leganés cuenta con una plantilla plagada de jugadores que, o bien retornan al club pero no entran en los planes o están en condición de transferibles. Son hasta 20 futbolistas los que integran el club pepinero y media docena de ellos los que deberán salir.

Mauricio Pellegrino se ha puesto manos a la obra para tener su plantilla deseada con motivo de competir la próxima temporada. Las prioridades, según As, una vez se pongan en marcha las bajas, recaen en la portería, el lateral derecho, el centro de la defensa y el centro del campo, donde suenan los nombres de Luis Milla (Tenerife) y Nemanja Radoja (Celta de Vigo).