Timo Werner (23 años) mantiene un pulso con su club actual, el RB Leipzig, que ya viene de largo. El futbolista alemán busca abandonar el club para uniserse a las filas del Bayern Múnich; el problema recae en que no ha llegado ninguna oferta hasta el momento.

Ante la problemática, el club querría, según Bild, que el atacante solucione su futuro, a ser posible, antes del inicio de temporada. El Nápoles y la Roma habrían preguntado por el jugador, pero este sólo piensa en la entidad bávara.