El Levante atará a Aitor Fernández (28 años) tras cumplir con el bonus económico de partidos jugados. De esta manera, el guardameta del conjunto levantino, seguirá en el club hasta 2023. A partir de este momento, el meta pasará a cobrar casi el triple de lo que ganaba hasta ahora (400.000 €). La cláusula de rescisión, de 20 M€, también se doblará en valor.

La renovación, según Superdeporte, no será efectiva hasta el próximo ejercicio, aunque con efecto retroactivo a esta temporada actual. El guardameta renunció a ejercer una cláusula de escape en su contrato por la cual podría haberse ido a otro club por 1,5 M€ de traspaso. No lo hizo y firmó cuatro temporadas y una quinta opcional por objetivos. Si cumple entero su nuevo contrato, finalmente van a ser seis.