Las lesiones de Roger y Jason están otorgando a Alex Alegría oportunidades de las que parece que no dispondría de encontrarse ambos en un pleno estado de forma. Esta fin de semana, ante el Girona, el jugador cedido por el Real Betis parece disponer de una nueva oportunidad de demostrar las capacidades que tiene como delantero, hasta ahora inéditas tras no haber logrado ningún tanto en lo que va de temporada.

La llegada de Enes Unal, unido a su desconocido acierto en Levante, pueden relegar al futbolista extremeño al banquillo de no mejorar su prestaciones goleadoras, algo que necesita el cuadro azulgrana.