Paco López prefiere no hablar de su posible renovación. Aunque asegura que mantiene una relación fluida con la directiva del Levante, el técnico considera poco útil estar comentando el asunto cada semana. El actual compromiso del preparador valenciano finaliza el próximo mes de junio.

«A mí lo que me parece normal es tratar de hacer las cosas para ganar el domingo. Cada semana es lo mismo y la gente se debe cansar. Yo trato de hacer un ejercicio de empatía y ponerme en el lugar de la gente y a mí me cansaría. Prefiero no cansar a la gente y hablar de lo más importante. Hay posibilidad y existe. Lo vuelvo a repetir, tengo absoluta confianza en el presidente y él en mí. Lo que no depende de mí no me paro a pensarlo», aseveró en rueda de prensa.