Real Valladolid 1 – 1 CA Osasuna

El Nuevo José Zorrilla, una vez finalizadas las obras de remodelación en el estadio, acogía el primer encuentro de la campaña 2019-2020 del Real Valladolid como local. El rival sería uno de los recién ascendidos, Club Atlético Osasuna, que llegaba con la moral reforzada después de firmar tablas con el FC Barcelona en El Sadar. De hecho, los hombres de Jagoba Arrasate fueron muy superiores al plantel blanquivioleta durante los primeros 45 minutos. Los rojillos dispusieron de 2 oportunidades manifiestas de gol, pero ambos lanzamientos se toparon contra la madera.

Sin embargo, el Pucela fue capaz de sobreponerse de los arreones de Osasuna, donde Sergi Guardiola se quedó a las puertas de sumar su tercera diana en el campeonato doméstico con un testarazo que salió lamiendo la cepa del poste. Más fortuna tendría Pablo Hervías, quien había ingresado en el campo en detrimento de Waldo Rubio, dado que el centrocampista demostró su increíble golpeo del cuero con un libre directo que tocó en el travesaño y sorprendió totalmente a Rubén Martínez (1 – 0). Pese al mazazo recibido, los navarros pudieron nivelar la batalla a través de un envío del ’Chimy’ Ávila que Robert Ibáñez mandó al fondo de las mallas al poco de saltar al césped en la capital del Pisuerga (1 – 1). Los visitantes tuvieron la posibilidad de llevarse el triunfo en Zorrilla, pero ambos equipos firmarían tablas en el luminoso para mantenerse en la zona media de la clasificación.