La Liga de Campeones regresa a Ámsterdam. Cuatro veces campeón del título de mejor equipo continental –la última en 1995- y subcampeón en dos ocasiones, el Ajax tiene como objetivo el lucharle el segundo puesto del grupo E a un Benfica que hoy se enfrentará al Bayern Múnich. El cuadro holandés, todo un histórico de la competición, ha comenzado su participación en la edición 2018-2019 doblegando al AEK de Atenas, rival previsiblemente más débil de los cuatro.

Los locales se han impuesto por un rotundo 3-0 que se ha cimentado sobre todo en una sobria segunda parte. Tagliafico fue el gran protagonista del choque merced a sus dos tantos. El otro fue obra de Donny van de Beek.

Hay que desplazarse alrededor de 2700 para el otro envite que acaba de concluir. Y es que mientras todos los ojos están puesto en qué sucederá en el choque que en apenas unos minutos enfrentará a Manchester City (uno de los grandes favoritos al título) y Olympique de Lyon, Shakhtar Donetsk y Hoffenheim han sido los encargados en el grupo F de estrenar este nuevo horario de las 18:55.

Lo han hecho en tierras ucranianas en un choque que finalmente ha finalizado con empate a dos. Pese a que parecía que los tres puntos viajarían a Alemania, una buena reacción final de la escuadra ucraniana le valió para arrancar un empate con el tanto de Maycon. Ismaily marcó el otro tanto de los locales mientras Florian Grillitsch y Nordtveit marcaron por los visitantes.