Ell Ajax ha cerrado su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones. Ya con ocho puntos después de los cuatro primeros choques y la clasificación prácticamente en el bolsillo gracias a los cuatro puntos que disponía de ventaja sobre un Benfica que ha rendido a un nivel muy por debajo de lo esperado en la competición y en unos minutos visitará el Allianz Arena, la escuadra tulipán ha logrado una brillante victoria en su visita a Atenas para enfrentarse al AEK.

Después de una primera mitad en la que ninguna de las dos escuadras se ha hecho acreedora del éxito, el cuadro holandés ha dado un paso al frente en la segunda mitad para sumar tres puntos que le dejan en la siguiente fase. Lo hizo merced a un lanzamiento de penalti en el minuto 68 que también supuso la expulsión de Marko Livaja por segunda amarilla. Dusan Tadic era el encargado de transformar la pena máxima y poner por delante a los suyos. El propio Tadic ponía tierra de por medio en el 72 para sentenciar el choque (0-2).

Con 11 puntos en el casillero, y todavía a la espera de lo qué suceda entre Bayern Múnich y Benfica, la escuadra holandesa se atreve a soñar incluso con el primer puesto de grupo. De este modo, el equipo de Ámsterdam recibirá al Bayern Múnich con motivo de la última jornada de la fase de grupos de la competición. Mientras, el Benfica (que ya tiene en el bolsillo el acceso a la Europa League) tendrá como rival a un AEK que ha sido incapaz de sumar punto alguno y se ha mostrado netamente inferior a sus tres rivales.