Bayern Múnich 3 – 1 Tottenham

Olympiakos 1 – 0 Estrella Roja

Ya clasificados como primero y segundo de grupo, y sin nada más que jugarse que el dinero que deja en las arcas los tres puntos de la victoria, Bayern Múnich y Tottenham se veían hoy las caras todavía con la goleada de los bávaros en White Hart Lane en la retina (2-7). Mucho ha cambiado la situación de ambas escuadras desde el anterior enfrentamiento. En primer lugar, los técnicos. Ni Niko Kovac ni Mauricio Pochettino están en los banquillos de alemanes e ingleses.

En lo que a sensaciones se refiere, mientras el campeón de la Bundesliga sigue sin tomar el pulso de la competición doméstica y es séptimo en la tabla, los ingleses han mejorado notablemente desde la llegada a su banquillo de un José Mourinho que ha dado otro aire al equipo y está sacando una mejor versión de sus futbolistas.

Sin embargo, fueron precisamente los germanos los que se llevaron hoy la victoria en el choque que cerraba la fase de grupos. Kingsley Coman abrió el marcador en el minuto 14 y Ryan Sessegnon se encargaba de equilibrar el envite en el 20. Sin embargo Thomas Müller ponía el 2-1 en las postrimerías del primer tiempo y Philippe Coutinho se encargaba de poner el 3-1 final en el marcador.

Y mientras germanos e ingleses se enfrentaban en Alemania, Olympiakos y Estrella Roja se disputaban una tercera plaza que da acceso a Europa League. Últimos en la tabla, los griegos tenían la posibilidad de lograr el objetivo si lograban la victoria. Y así fue. Aunque hubo que esperar hasta prácticamente el final. Fue en el minuto 87 cuando El Arabi desde el punto de penalti marcaba el 1-0 y metía a los helenos en la segunda competición continental. Todo un éxito.