El CSKA de Moscú quiere seguir dando de qué hablar en este grupo A de Liga de Campeones. El conjunto ruso se ha impuesto a un Benfica que sigue sin sumar ni un solo punto en la máxima competición continental y ya dice adiós incluso a la posibilidad de disputar la Europa League. De este modo, y con el 2-0 que hoy ha cosechado ante los lisboetas (Shchennikov en el minuto 13 y Jardel en propia puerta en el 56), los locales esperan un buen resultado del Manchester United en su visita al Basilea.

Con 9 puntos después de cinco jornadas y el goal average perdido ante los suizos (6 puntos), será la última jornada la que dicte sentencia y nos permita conocer cuál será finalmente el club que acompañe a los de José Mourinho a los octavos de final de la competición. Mientras el CSKA visitará Old Trafford para enfrentarse al campeón de la Europa League, el Basilea se la jugará en Portugal ante el Sporting. Se admiten apuestas.