Shakhtar Donetsk 2 – 2 Dinamo de Zagreb

El Shakhtar Donetsk, que logró una victoria trabajada, sufrida y agónica casi sobre la bocina en el feudo del Atalanta, mediría sus fuerzas en Ucrania con las de un Dinamo de Zagreb que plantó cara al Manchester City en el Etihad Stadium, pero acabaría dando su brazo a torcer. Golpearía en primera instancia el cuadro local, todo ello por medio de una diana materializada por Yevhen Konoplyanka (viejo conocido de LaLiga Santander por su periplo en el Sevilla) para subir el 1 – 0 al marcador. No obstante, Dani Olmo, a quien no le faltarán ofertas de grandes clubes del Viejo Continente para abandonar Croacia, firmaría las tablas en el luminoso al poco de superar el ecuador de la primera parte (1 – 1).

Los visitantes, que están completando una fase de grupos de la Liga de Campeones más que meritoria, le darían, momentáneamente, la vuelta a la tortilla merced a un tanto transformado por Mislav Oršić desde el punto fatídico (1 – 2). Un penalti que tuvo que ser corroborado por el VAR, instante en el que Mateu Lahoz, árbitro designado para dirigir el encuentro, aprovechó para conversar con los jugadores antes de tomar la decisión definitiva. Sin embargo, el Shakhtar Donetsk conseguiría empatar y, por ende, salvar un punto delante de su afición por medio de Domilson Cordeiro dos Santos, más conocido como Dodo, quien firmaría el decisivo 2 – 2.