Alavés 3 - 0 Real Valladolid

El Alavés se enfrentaba hoy a una auténtica reválida en Mendizorroza. El cuadro babazorro traía en la mochila una complicada racha de resultados. De hecho, en los últimos cinco enfrentamientos únicamente había sido capaz de lograr cuatro puntos, exiguo botín que le había condenado a la zona baja de la clasificación y contar con únicamente tres puntos de margen sobre un Celta de Vigo que ocupa puestos de descenso. Sabedores de esta necesidad, los de Asier Garitano han puesto toda la carne en el asador y han logrado una victoria muy importante.

Enfrente estaba un Real Valladolid que venía de días de vino y rosas merced a una notable racha de resultados que le había alejado de la zona complicada de la clasificación. Con 17 puntos y situado en la zona media, una victoria de los de Pucela les permitiría mirar mucho más de cerca las posiciones de privilegio. Sin embargo, no ha sido así.

No tardaron los locales en adelantarse en el marcador. Habían transcurrido 26 minutos de choque cuando Joselu culminó una bonita jugada en la que también participaron Martín y Lucas Pérez (1-0). Y en el 32, el segundo de la mañana. Nació el tanto de un error del portero visitante Masip, que fue incapaz de atrapar un saque de falta y dejó el esférico muerto para que Tomás Pina pusiera el 2-0 en el 32.

Pese a que el Real Valladolid mejoró sus prestaciones en la segunda mitad los pucelanos pecaron de ingenuidad. Tanto es así que además de no rebajar la distancia vieron como los visitantes cerraban la victoria desde el punto de penalti en el 75. El autor del tanto fue un Lucas Pérez que anota por séptimo partido consecutivo y sigue con su idilio con el gol.