Villarreal 1 – 3 Celta de Vigo

Una vez que se ha reanudado LaLiga Santander, todo ello tras el parón de la FIFA por los duelos de selecciones (el siguiente será en marzo de 2020), Villarreal y Celta de Vigo iban a disputar en el Estadio de la Cerámica el penúltimo encuentro de la decimocuarta jornada en España. El Submarino Amarillo deseaba mantener sus positivas sensaciones en su feudo, al tiempo que el conjunto gallego necesitaba, como mínimo, sumar un resultado positivo para recuperar la confianza y alejarse de la zona de descenso. No fueron nada negativas las vibraciones exhibidas en el Camp Nou, pero Lionel Messi decantó la balanza a favor del FC Barcelona. Después de una primera mitad que transcurrió sin demasiadas incidencias reseñables, los pupilos de Óscar García tomaron la delantera en Castellón por medio de una diana materializada por Pione Sisto (0 – 1).

Cabe recordar que la última victoria del Celta fuera de casa fue hace un año, precisamente en el fortín del Villarreal. Sin embargo, emergería la figura de Samu Chukwueze para devolver la paridad al electrónico a falta de algo más de media hora de juego (1 – 1). Gerard Moreno, el máximo artillero de los pupilos de Javi Calleja, estrelló el cuero contra la madera con un disparo de cuchara. Posteriormente, Sergio Álvarez le negaría el gol a Moi Gómez, aunque estaba ligeramente adelantado. Sisto quiso lograr su doblete particular, a lo que se debe añadir que Sergio Asenjo estuvo providencial para impedir el tanto de Santi Mina. La réplica la tuvo la escuadra local con un testarazo que saldría lamiendo la cepa del poste, aunque tendría que ser Iago Aspas el que volviera a poner por delante a los celestes en el tramo decisivo de la batalla (1 – 2). Con el Villarreal volcado en busca del empate, el ’Príncipe de las Bateas’ aprovechó su velocidad a la contra para culminar una verdadera obra de arte (1 – 3). Sin duda, triunfo balsámico para los visitantes, que se sitúan con 12 puntos en la clasificación, mientras que los de Castellón se quedan con 18.