Eibar 0 - 1 Getafe

Ipurua acogía este primer duelo de la jornada del domingo, la 16 de Liga, en una fría mañana de diciembre en la que se medían dos equipos de autor. Los vascos con más urgencias que los madrileños por sus resultados recientes y clasificación, ya que ambos comenzaban el duelo separados por 9 puntos, pero en cualquier caso dos estilos reconocibles con dos entrenadores de caché en esta Liga.

En una primera parte disputada y al tiempo trabada, con muchas interrupciones, los armeros llevaron el peso del encuentro y tuvieron más continuidad en su juego y llevaron mayor afluencia ofensiva por medio de Fabián Orellana. Aunque la ocasión más clara llegaba por medio de Cabrera, con un cabezazo a la madera en la última jugada del primer acto.

En la reanudación, los vascos siguieron incisivos y Kike García encontraba premio anotando en el 54’, si bien el VAR anuló el tanto por manos tras una revisión de la jugada. Jarro de agua fría para Ipurua, que no iba a ser nada comparado con el gol de Ángel en el 67’. Damián Suárez encontró al rápido y astuto delantero azulón con un pase magnífico, y el atacante controló a la perfección, dribló a Dmitrovic y anotaba a placer para adelantar a los madrileños. Cada vez con menos tiempo por delante, el equipo de Bordalás supo apoyarse bien en su defensa y jugar con el marcador a favor para amarrar esta importante victoria a domicilio, que pudo ser más abultada si el VAR no hubiera anulado un tanto a los azulones (hoy amarillos) en la recta final.