Granada 3 - 0 Deportivo Alavés

El Granada sigue de fiesta. Hoy su víctima ha sido un Deportivo Alavés que venía de perder con el Real Madrid, partido donde pudo conseguir más como el de hoy. Sobre todo tras una igualada primera parte en la que los vascos tuvieron su ocasión más clara nada más empezar, cuando Lucas Pérez prácticamente no se creyó el regalo de la zaga nazarí y no lo pudo aprovechar. También los andaluces tendrían otra ocasión clara por medio de Roberto Soldado. Fueron las mejores oportunidades de una primera parte igualada, en la que las lesiones de Quini y Pina pusieron la nota negativa, y obligaron a Diego Martínez y Asier Garitano a hacer cambios antes de tiempo.

Pero en la segunda parte iba a cambiar el signo del encuentro. Acertaron los locales en variar su modo de ataque, y en el 47’ se asomaron por vez primera por banda derecha, donde Antonio Puertas hizo lo que quiso en la segunda parte. Primero un gran centro a Carlos Fernández para ese citado gol al inicio del periodo. Por si fuera poco, en el 58’ era Soldado quien transformaba un inocente penalti de los babazorros. Para desgracia mayor de los visitantes, Wakaso sería expulsado tras varias acciones rozando la roja (había entrado por Pina en la primera parte y vio la amarilla a los pocos segundos). Y en el 78’ era Yangel Herrera el que ponía el tercero ante un rival entregado. Tanto que el encuentro tuvo otro daño más para el equipo albiazul con la expulsión de Laguardia, que tampoco estará en el siguiente partido.