Real Betis 3 – 2 Athletic de Bilbao

El Real Betis perseguía su tercera victoria consecutiva en LaLiga Santander después de haber superado a Valencia y Real Mallorca, una cuestión que había refrendado la continuidad de Joan Francesc Ferrer ’Rubi’ al frente del proyecto. Todo ello después de haber sonado con fuerza el posible regreso de Quique Setién al banquillo verdiblanco, una vez que los resultados (antes de dichos triunfos) no estaban siendo precisamente positivos. Por su parte, el Athletic de Bilbao acumulaba 4 victorias seguidas tras el empate en el Estadio de la Cerámica frente al Villarreal.

De todos modos, el plantel de Heliópolis salió como un auténtico huracán, especialmente al contragolpe. Una jugada iniciada por el debutante Edgar González sería aprovechada por Diego Lainez para buscar en profundidad a Emerson de Souza, quien filtró el cuero al área para que Joaquín Sánchez batiese al que era el ’Zamora’ de LaLiga hasta la fecha: Unai Simón (1 – 0). A continuación, antes de alcanzar el cuarto de hora de juego, el ’17’ verdiblanco firmaría el 2 – 0, previo pase de Álex Moreno, con un disparo inapelable que golpeó en el poste de la meta bilbaína. Por si fuera poco, el ex de Valencia o Málaga se coronaría como el jugador más veterano en la historia de Primera División (38 años y 140 días) en firmar un hat-trick (3 – 0), superando con ello a una leyenda del Real Madrid como Alfredo Di Stéfano.

Unai Simón sostendría a los pupilos de Gaizka Garitano con una intervención providencial a Andrés Guardado, quien, al igual que Sergio Canales, ha ampliado su vinculación con la entidad del Benito Villamarín. Un escenario que se enmudecería ligeramente con la pena máxima concedida por Álex Moreno, que sería convertida con bastante sangre fría por Iñaki Williams para recortar diferencias en el luminoso (3 – 1). En el segundo tiempo, el Athletic Club dio un paso al frente para poner en serios apuros al Betis. Y sería Yuri Berchiche, que ya había percutido por el flanco diestro del ataque de los leones, el que sorprendería a Joel Robles, clave en el triunfo en Son Moix, para darle un toque de emoción a los compases decisivos de la contienda (3 – 2). Joaquín tuvo en sus botas el póker delante de su gente, dado que Borja Iglesias (que reemplazó a Loren Morón) le sirvió a su compañero el esférico en bandeja de plata, pero Unai sería un auténtico gigante para mantener vivas las opciones de los suyos en el sur de España. Sin embargo, los 3 puntos irían a parar a las arcas de un Betis que se sitúa con 22 en su casillero, por los 26 de los vascos.