Celta de Vigo 0 – 1 Real Sociedad

El Celta de Vigo deseaba retomar la senda del triunfo después de dar su brazo a torcer durante la pasada jornada en Mendizorroza, donde el Deportivo Alavés se mostró muy superior a los pupilos dirigidos por Fran Escribá. Situación delicada la que está viviendo el cuadro celeste en el tramo inicial de la presente campaña, muy parecida a la que afronta el Real Betis de Joan Francesc Ferrer ’Rubi’. Precisamente, la Real Sociedad remontó una tesitura adversa delante de su parroquia contra el plantel de Heliópolis, lo que permite que siga aspirando a competición europea de cara a la siguiente campaña. Por su parte, los gallegos quieren alejarse de la zona comprometida de la tabla.

Los primeros 45 minutos transcurrieron sin demasiadas incidencias reseñables. Es cierto que los locales se aproximaron en más de una ocasión a las inmediaciones de la portería custodiada por Álex Remiro, mientras que a los hombres encabezados por Imanol Alguacil les estaba costando en demasía arrancar después del cambio horario. Tras la reanudación, el envite estaría condicionado por la expulsión de Pape Cheikh Diop, quien enfilaría el camino hacia el túnel de vestuarios antes de alcanzar el ecuador del segundo acto. Cuando daba la sensación que el duelo concluiría con el resultado gafas en el electrónico, aparecería la figura de Alexander Isak para darle un nuevo triunfo a la escuadra txuri-urdin (0 – 1). La Real Sociedad se sitúa con 19 puntos, igual que FC Barcelona y Atlético de Madrid, mientras que el Celta se queda en el pozo con 9 puntos.