Real Mallorca 0-0 Athletic de Bilbao

Tras el parón de selecciones, se reanuda la Liga ya con el mercado de fichajes cerrado, y abrían este viernes la jornada Real Mallorca y Athletic de Bilbao. Ambos comenzaron el campeonato ganando, pero mientras los vascos sumaron 7 puntos de 9 posibles antes del parón, los bermellones no conocían la victoria desde su debut en esta temporada. Por tanto sensaciones opuestas en ambos conjuntos que buscaban igualmente los tres puntos en juego al inicio de esta cuarta jornada.

Y, como suele suceder tras dos semanas sin fútbol de clubes, vimos desde el inicio un partido un tanto espeso, en el que los rojiblancos trataron de llevar la manija y el control. Aunque el conjunto insular firmó un gran comienzo y final de partido, con ocasiones pero sin demasiada profundidad. Un duelo nivelado que ningún equipo pudo desequilibrar cuando se alcanzó el descanso. Lago Junior y el lateral zurdo Baba Rahman fueron de lo poco destacado.

Dos penaltis fallados y exhibición de Takefusa Kubo

En el segundo acto, los minutos fueron pasando hasta que ambos entrenadores movieron fichas con los cambios. Garitano daba entrada a Beñat para ganar en control y criterio en las acciones ofensivas, mientras la grada local celebraba el ingreso en el terreno de juego de Takefusa Kubo. El japonés tiene algo diferente, es un jugador con una capacidad de desequilibrio como pocos, y lo demostró en el 80’, forzando un penalti ante Yuri, al que dejó retratado con una gran jugada. Antes de la pena máxima ya los locales apretaron, con una clara ocasión de Salva Sevilla, que enviaba el balón a la madera. Parecía que el penalti era la ocasión para que los bermellones plasmaran su buen hacer con el tanto de la victoria, pero Abdón Prats mandaba el lanzamiento desde los 11 metros fuera.

Se iban al limbo en pocos minutos las dos primeras ocasiones de los baleares, y el partido se encaminaba hacia un final en el que el VAR fue de nuevo protagonista. En este caso por un penalti cometido por mano de Baba en el área local. Se invertían las tornas, los visitantes disponían de la gran ocasión para llevarse los tres puntos en el descuento. Aritz Aduriz, homenajeado hoy por sus ex, era el encargado de lanzarlo, pero Manolo Reina lo paró con una gran intervención que dejó el marcador igual que al comienzo del partido. Y todavía habría tiempo para más acciones de infarto y con revisión, con un gol anulado a Alex Alegría por fuera de juego en el último instante. Sin embargo ninguno de los dos equipos supo hoy marcar y desnivelar el choque.