Sevilla 1-1 Celta de Vigo

Con el mercado al rojo vivo en sus últimas hora, retorna la Liga y lo hace este viernes con la tercera jornada. El líder, el Sevilla de Julen Lopetegui, jugaba su primer encuentro en casa recibiendo a un Celta de Vigo que quería dar la sorpresa en Nervión. La escuadra andaluza dominó claramente el primer acto y dispuso de las mejores ocasiones, aunque sin concretar. Pero los locales hacían valer su mejor momento de forma, con una buena presión alta y ocasiones constantes por medio de un enchufado Nolito, que hacía buena pareja con Sergio Reguilón desde la izquierda.

La segunda parte siguió la misma tónica, con dominio sevillista pero cada vez menos ocasiones, sin duda porque el cansancio hacía mella en ambos equipos y el calor también. Y parecía el partido encaminado al 0-0 cuando en el 81’ Franco Vázquez encontraba el premio del gol con un cabezazo tras falta botada por Ever Banega. La tercera victoria sevillista se veía cerca, pero sin apenas tiempo para reponerse, Denis Suárez igualaba (85’) tras una gran jugada con Santi Mina. Un tanto que helaba al Sánchez Pizjuán y que acabaría siendo definitivo, pues el marcador no se movió en los siguientes minutos ni en los 8 largos de descuento.