Quedan cuatro jornadas por delante y no parece lo más aconsejable. Sin embargo, hasta tres conjuntos están valorando la posibilidad de prescindir de los servicios de sus técnicos actuales con vistas a cambiar la situación que actualmente viven. El primer caso es el del Real Betis de Quique Setién, conjunto diseñado para luchar por los puestos de arriba de la tabla que ahora se encuentra viviendo un momento tremendamente complicado y donde sus futbolistas parecen desconectados.

En una situación peor se encuentra el Girona de Eusebio, protagonista de una malísima dinámica de resultados que le ha metido de lleno en la lucha por el descenso y de la que podría salir muy mal parado si no logra voltear la situación. En último término se encuentra el Alavés, que pese a vivir una temporada plácida podría apostar la destitución de un Abelardo que no tiene la intención de seguir en el club.