Saint-Étienne 0 – 4 PSG

El PSG había avanzado con paso firme a los octavos de final de la Liga de Campeones, donde espera rival para dicha fase de la que es considerada como la mejor competición de clubes a nivel continental. De hecho, las tropas de Thomas Tuchel podrían verse las caras con las del Atlético de Madrid en la eliminatoria a doble partido, una vez que ya se ha enfrentado al Real Madrid en la fase de grupos. Pese a ello, tenía todos sus sentidos puestos en una nueva cita del presente curso en la Ligue 1, donde se pondría rápidamente por delante en el campo del Saint-Étienne por medio de un Leandro Paredes que está en la agenda de la Juventus de Turín (0 – 1).

Tuchel se decantó de inicio por toda su artillería pesada, lo que se traduciría en una nueva diana, pero, en esta ocasión, materializada por Kylian Mbappé (0 – 2). El vigente campeón galo fue capaz de aprovechar la situación de superioridad numérica, dado que Jean-Eudes Aholou tuvo que enfilar el camino hacia el túnel de vestuarios superado el ecuador del primer acto. En el tramo decisivo del duelo, Mauro Icardi, que está dando razones para quedarse en París, dejaría el choque totalmente encarrilado con el 0 – 3, al tiempo que Mbappé conseguiría el doblete en su cuenta particular para sellar la goleada del PSG en Saint-Étienne (0 – 4).