Girondins de Burdeos 0 – 1 PSG

El PSG necesitaba reencontrarse con su mejor versión después del tropiezo inesperado en el Parque de los Príncipes frente al Reims, rival que puede presumir de haber sido el primero en batir a Keylor Navas desde su desembarco en París. Es por ello que los pupilos de Thomas Tuchel salieron muy concentrados desde el pitido inicial del colegiado, conscientes de la dificultad del envite en el campo del Girondins de Burdeos. Pese a ello, el vigente campeón de la Ligue 1 se topó contra un auténtico muro durante los 45 minutos iniciales, aunque su imagen en el campo era más que positiva.

Tuchel decidió mover ficha antes de llegar al ecuador del segundo acto, instante en el que apostó por un Kylian Mbappé que regresaba de su lesión (reemplazó a Pablo Sarabia). Poco tardaría el ’7’ del PSG en evidenciar el enorme potencial que atesora con el cuero en sus botas. El ex del AS Mónaco tomó la decisión de asociarse con Neymar, lo que permitiría que el brasileño viera portería para, momentáneamente, darle 3 nuevos puntos a los parisinos (0 – 1). Cabe recordar que el carioca fue clave en los triunfos ante Racing de Estrasburgo y Olympique de Lyon. Finalmente, los visitantes se llevaron la victoria en su visita a Burdeos, cuestión fundamental para encarar con optimismo el próximo compromiso de la Liga de Campeones.