«Tienes razón, no he dicho nada todavía. La verdad es que estoy muy triste, vine aquí para hacer lo que amo, jugar al fútbol. Si no puedo jugar, no puedo ser feliz. Todavía estoy entrenando con mis compañeros, pero necesito jugar partidos de lto nivel y sentir todas estas increíbles emociones. Nunca antes había sido tratado de esta manera. El Sevilla es un gran club y no me esperaba que sus dirigentes actuasen así. Es increíble...»

De esta forma ha roto su silencio Lionel Carole a través de varios mensajes en la red social Twitter. El francés de 26 años, cedido en el Sevilla por el Galatasaray desde verano, se quedó sin ficha en enero tras el fichaje de Guilherme Arana y por eso ha publicado ahora estos comentarios.