Después de su expulsión ante Chile en la final de consolación de la pasada Copa América, y sus posteriores declaraciones hacia la CONMEBOL, Lionel Messi ha sido suspendido con 3 meses de inhabilitación para jugar con la albiceleste, además de una multa de 50.000 dólares.

Es el castigo que ha recibido el capitán de Argentina por estos hechos, y que se ha hecho público en las últimas horas. De manera que no podrá jugar al menos hasta noviembre con su combinado nacional.