Al igual que el resto de clubes ingleses el Liverpool no puede inscribir ya a más jugadores hasta el mes de enero pero sí puede dar salidas. Lo ha demostrado mandando este viernes pasado a Ragnar Klavan al Cagliari en la jornada final del mercado en la Serie A.

Además en rueda de prensa Jürgen Klopp no ha descartado otras salidas, sin especificar cantidad ni nombres: «Quiero tener un equipo muy bueno y cuantos más jugadores haya mejor. Pero también es cierto que podemos dar la oportunidad de tener más minutos a otros futbolistas».