Doblegado duramente el pasado fin de semana por el Tottenham sobre el césped del histórico Wembley (4-1), el Liverpool continúa hundiéndose en la clasificación de la Premier League. Así, los de Anfield actualmente son novenos en la clasificación y ven cada vez más cerca los puestos que darían acceso a la próxima edición de la Premier League.

Así, el técnico Jürgen Klopp está muy enfadado con la situación y con algunos de sus jugadores. Clara muestra son sus palabras dirigiéndose a la defensa y, sobre todo a Dejan Lovren, culpable del primer gol: «Si yo estoy en el campo en el primer gol, Harry Kane no hubiera podido coger el balón. No hubiera sucedido si yo hubiera estado en el campo. El primer gol fue increíblemente fácil de defender. Todo lo que hicimos fue malo». Así de claro se mostró en declaraciones a Sun Sport.