James Rodríguez lo tenía muy claro. El futbolista estaba cansado de ser un simple suplente y por eso, en cada conversación con su círculo más íntimo, evidenciaba su firme deseo de abandonar la disciplina del Real Madrid. Así lo ha constatado su amigo, el cantante Pipe Peláez, durante una entrevista concedida a Radio Marca Claro.

«La última vez que le pregunté, me dijo: ’yo lo único que tengo claro es que ya no quiero estar aquí’. No le pregunté más nada (,..) Eso fue en su cumpleaños y le dije: ’¿Pero qué va a pasar?’. Me dijo: ’No sé, lo único que te digo es que ya no quiero estar aquí’. Y a los 15 días ya no estaba ahí. Comprendí que el movimiento se dio un poco después», explicó.