Vinculado con el Nápoles desde el arranque de su carrera, el atacante italiano Lorenzo Insigne ha comenzado a plantearse seriamente la posibilidad de cambiar de aires al término del curso. El jugador, de 27 años, cree que ha tocado techo en el conjunto celeste y ansía nuevos retos.

Con este claro objetivo, el de valorar su salida, su agente, el controvertido Mino Raiola, viajará en breve hasta tierras napolitanas para reunirse con los dirigentes de la entidad. Según añade Il Mattino, el representante podría comunicar a los directivos que ya maneja el interés de un club de la Serie A (posiblemente el AC Milan).