Ha sido sin duda el otro protagonista de la final, aunque en este caso por su actuación negativa. Loris Karius ha hablado después de sus dos errores en la final de hoy, de manera que el portero alemán ha querido comparecer ante los medios de comunicación.

El arquero germano, que ha pedido perdón a sus aficionados tras el encuentro, ha querido pedir perdón a través de los medios, en un intento de exorcizar sus fallos: «No sé qué pasó. Lo siento mucho por mis compañeros por haber perdido la final. Intentaron animarme en el vestuario, pero lo siento mucho».