Si la fama de gran fichador de Monchi está completamente justificada, también está claro que no todos sus fichajes son de oro. Ahora, esto se ha vuelto en su contra, y la nómina de descartes ha crecido hasta niveles preocupantes. Según cuenta hoy el Diario de Sevilla, hasta 11 serían los futbolistas con el cartel de traspasables, dentro de una plantilla formada actualmente por 33 jugadores.

Dentro de este grupo, hay algunos que tienen ofertas, pero hay otros que siguen viendo su futuro muy en el aire. Dentro del primer grupo, tenemos a Manu del Moral, Trochowski, Javi Varas, Rabello, Rusescu, Jairo y Guarente. En el segundo grupo quedan Babá, Cicinho, Stevanovic y Javi Hervás. Estos últimos son ahora mismo una carga para el conjunto sevillista, ya que el máximo de jugadores no formados en la cantera es veintiuno, y ellos lo dificultan mucho.