El conjunto rossonero ha entrado en escena por un atractivo activo que ofrece el mercado. Este, es el caso de Marouane Fellaini. Mientras el Manchester United se debate en ofrecerle o no la propuesta económica más cercana a lo que reclama el futbolista, los italianos barajan ofrecerle una fórmula acorde que permita su aterrizaje en la Serie A sin coste alguno.

A pesar de José Mourinho ha demostrado públicamente su deseo de que siga formando parte del cuadro de Old Trafford, los pocos minutos que le ha dado desde el mes de enero ejercen un hándicap contrario a las palabras del técnico, pudiendo así decantar la decisión de este hacia un nuevo espacio que le asegure tiempo de juego.