Alessio Cerci lleva ya tres temporadas perteneciendo al Atlético de Madrid, de las cuales ha pasado temporada y media cedido en el AC Milan. El jugador que llegó procedente del Torino ha disputado más minutos en la Serie A que en la Liga, lo que le hizo que mantuviera el buen cartel con el que salió de Turín y de cara al mercado de verano cuenta con el interés de hasta 5 equipos italianos, según CalcioMercato.it.

La Lazio ya intentó ficharle en enero y es más que probable que vuelvan a intentar su contratación este verano. En la Fiorentina no creen que sean capaces de retener a Bernardeschi, Ilicic y Chiesa, lo que generaría una necesidad de refuerzo para el ataque. El Atalanta podría vender a su delantero estrella, Papu Gómez, quien está rindiendo a un gran nivel, y buscaría un sustituto ofensivo de cara a una próxima temporada en la que pueden convencer al jugador con el hecho de que disputarán la Europa League. Los dos últimos equipos que están detrás de Cerci son el Génova y el Bolonia, pero su destino no se conocerá hasta que se abra la ventana de traspasos correspondiente a la temporada estival.