Al igual que la temporada está repercutiendo en una gran satisfacción en lo deportivo, en los despachos va a repercutir en un serio problema que ha sido ajeno a ellos durante la duración de la misma. Los futbolistas que mandó el club cedido a otros equipos tienen serias papeletas de regresar a Valencia sin cumplir el objetivo de las mismas que en unos casos era su venta al equipo de destino y en otros el crecimiento del jugador, con excepción de los casos de Joao Cancelo y Fabián Orellana, donde el primero reúne todas las condiciones para seguir su andadura en Italia y el segundo permanecerá en el conjunto armero.

Así, los casos de Aymen Abdennour (Marsella), Luis Nani (Lazio), Zakaria Bakkali (Deportivo de La Coruña) y Aderlan Santos (Sao Paulo), urgen para encontrar un destino si su actual enlace se rompe, como parece apuntar en el caso de todos. El defensor tunecino podría permanecer en Francia, pero los galos tendrían la intención de romper la vinculación actual, algo que no ocurriría en el caso del zaguero brasileño, quien permanecerá hasta enero en Brasil aunque presente serias dificultades para que continúa allí más de este periodo. Con interés aún en el club en su futuro, estarían los casos de Álvaro Medrán (Alavés), Nacho Gil (UD Las Palmas) y Eugeni (Cádiz), cuya progresión se ha estancado y retornarán a Valencia con destino desconocido.