El Real Betis está sellando una magnífica temporada que le volverá a llevar a competir en Europa tras un largo periodo de tiempo en el que los verdiblancos no conseguían asentarse en la lucha por estos objetivos. Ahora, el club debe prepararse para lo que viene y configurar una plantilla ambiciosa que pueda lidiar con tres competiciones manteniendo una línea contínua de resultados. Para esto, se debe resolver la situación contractual de varios miembros del equipo y no fijarse solo en las entradas, donde ya estarían atadas las llegadas de Takashi Inui, Pau López y, según algunos medios, de la Sergio Canales.

Como apunta Marca, la primera decisión del club se afronta con los hombre cuyo destino se escapa al término de la presente temporada, que son Dani Giménez, Jordi Amat, Joel Campbell y Antonio Barragán. De entre ellos, el lateral parece ser el único destino a seguir, por lo tanto ya son 3 descartes los que realizaría el Betis a los que habría que sumar la figura de Rafa Navarro, con el cartel de se vende, y casi seguro con la de Riza Durmisi, quien buscará minutos lejos del Villamarín. También permanece en el aire la continuidad de Cristian Tello, Antonio Adán, Víctor Camarasa o Rubén Castro, mientras que falta por resolver qué marco abren los activos más atractivos del club como Fabián Ruíz o Aïssa Mandi, quienes tienen gran caché en el mercado.