Tomás Pina recaló en Álava el pasado verano. Una experiencia fugaz y muy infructuosa de un año en Bélgica le valieron al jugador para decidirse por regresar a España, donde el Alavés apareció encantado de rescatar a un centrocampista cuyo desempeño en el Villarreal había dejado gran satisfacción y recuerdo en LaLiga. Los albiazules cerraron la llegada del ciudarrealeño en formato de cesión con opción de compra estipulada en unos 3 M€ que ahora mismo centra parte de su atención.

El Deportivo Alavés está dispuesto y convencido a quedarse en propiedad con el futbolista, pero no quieren asumir la elevada cantidad que supone para ellos la cláusula fijada en su contracto con los albiazules. De ahí que, según Mundo Deportivo, el cuadro de Vitoria esté trabajando en un reducción de las condiciones actuales con el Brujas. La aportación de Pina con Abelardo está siendo fundamental, siendo un miembro fijo en el centro del campo que tan buen rendimiento está experimentando con la presencia del asturiano al frente del banquillo. Un esfuerzo que bien merece la pena para tratar de retener al futbolista en la ciudad.