Islam Slimani fue en verano uno de los refuerzos estrella del Leicester City, que llegó en el último mercado invernal por 30 M€. El argelino de 28 años no ha tenido sin embargo un buen inicio con los foxes, al menos no el que se esperaba, marcando 6 goles en 16 encuentros, y ya ha sonado para irse a China.

El Tianjin Quanjian es el club que lo ha pretendido para mejorar su plantilla antes de que se cierre este mercado invernal. Pero según explica el Daily Mirror, los foxes no están dispuestos a escuchar ofertas por él y van a pelear para intentar quedárselo en la plantilla.