Apenas un año después de su desembarco en Florencia, y protagonista de una buena temporada en las filas del cuadro viola (28 partidos disputados, 8 goles), el delantero italiano Luca Toni ha decidido abandonar las filas de la Fiorentina, pues considera que aún tiene cuerda para rato, lo cual choca con lo que le habían ofrecido en el equipo italiano.

Así, el prolífico goleador de 35 años afirmó: «Dejo la Fiorentina porque me ofrecieron un cargo de entrenador de juveniles. Se lo agradezco al presidente Della Valle, pero rechacé la oferta. Creo que todavía puedo jugar, y eso es lo que quiero hacer». El recién ascendido Hellas Verona ya ha llamado a su puerta.